5 días para intercambiar de canal

Como seguimos debatiendo sobre el RD 203/2021 traigo otro tema que me ha causado sorpresa y sobre el que entro sin más preámbulos. El artículo 3.2 del mismo indica lo siguiente:

2. Las personas físicas no obligadas a relacionarse a través de medios electrónicos con las Administraciones Públicas podrán ejercitar su derecho a relacionarse electrónicamente con la Administración Pública de que se trate al inicio del procedimiento y, a tal efecto, lo comunicarán al órgano competente para la tramitación del mismo de forma que este pueda tener constancia de dicha decisión. La voluntad de relacionarse electrónicamente o, en su caso, de dejar de hacerlo cuando ya se había optado anteriormente por ello, podrá realizarse en una fase posterior del procedimiento, si bien deberá comunicarse a dicho órgano de forma que quede constancia de la misma. En ambos casos, los efectos de la comunicación se producirán a partir del quinto día hábil siguiente a aquel en que el órgano competente para tramitar el procedimiento haya tenido constancia de la misma.

Para comprenderlo mejor he tratado de circunscribirlo a la realidad que plantea con el fin de encontrar sentido a dicha exposición.

En primer lugar, se requiere de una personas física no obligada a relacionarse a través de medios electrónicos. Este individuo podrá haber manifestado anteriormente su voluntad de relacionarse electrónicamente o igual jamás ha accedido a una plataforma electrónica, pero parece que el planteamiento prevé las dos opciones.

En segundo lugar, se requiere un procedimiento administrativo; si se inicia por el propio interesado supongo que se le permitirá elegir el canal de comunicación, si es de oficio quiero suponer que en la primera notificación podrá también elegir el canal.

En tercer lugar, se plantea que si la voluntad de cambio de canal se produce durante el procedimiento deberá hacerse de forma que deje constancia de dicha voluntad.

Hasta aquí parece todo en orden, y ahora, en el cuarto criterio, es dónde el caos entra en mi mente: “En ambos casos (¿cuáles? ¿la comunicación de cambio al principio así como la realizada durante el procedimiento? o ¿la voluntad de relacionarse electrónicamente o dejar de hacerlo? los efectos de la comunicación se producirán a partir del quinto día hábil …”

Expresada mi confusión trato de compartirla y desmenuzarla.

Si es al inicio y durante el procedimiento quiere decir que el decalaje de los 5 días hábiles se produce en todo supuesto, siendo ciertamente una barbaridad. No podría comprender que si inicio un trámite electrónico, dentro de la sede electrónica de una administración, controlada e interconectada, en el que la gestión de la información por la administración es inmediata ¿Qué sentido tendría demorarlo cinco días desde que inicio un trámite? Si, por otra parte, se produjese ante un procedimiento iniciado de oficio, el interesado únicamente podrá expresarse una vez se produzca la primera notificación, pudiendo superponerse dichos plazos con los diez días naturales de rechazo del artículo 43 de la Ley 39/2015, generando una situación inexplicable sobre cuáles son los efectos de una comparecencia espontanea en sede electrónica el día 7 de su puesta a disposición respecto a la manifestación en dicho acto de cambio de canal que causa efectos a partir del 5 día hábil.

Si, por el contrario, la interpretación del cómputo del 5 día hábil sólo se produce en el ámbito del trascurso de un procedimiento, no al inicio, esta dinámica absorbería los problemas que genere lo expresado sobre la notificación, además de cualquier computo relativo a recursos.

Por otra parte, este sistema ¿Cómo conjuga con el artículo 12 de la Ley 39/2015 en el que se le asiste al interesado que no puede utilizar medios electrónicos? ¿es un cambio de canal? ¿El funcionario le debe indicar que su tramitación causará efectos dentro de 5 días? y ¿Qué ocurre si el interesado utiliza un abogado -obligado a relacionarse electrónicamente? ¿producirá efectos desde la representación o habrá que contar otros 5 días hábiles por utilizar un medio electrónico? Si no se contasen los 5 días hábiles en estos dos supuestos propuestos se habría dejado una puerta trasera a dicho cómputo que sólo puede ir en perjuicio de la Administración, ya que gestionar los diferentes cómputos puede convertir la gestión de expedientes en una autentica locura, pero quiero suponer que dicha redacción trata de solventar un problema mayor que no logro vislumbrar.

Además de lo anterior, en un mundo tecnológico ¿porqué establecemos 5 días hábiles para que un clik en una aplicación cause efectos? ¿no podría haberse indicado que esa demora se produce únicamente en las comunicaciones que se realicen en comunicaciones no electrónicas manifestando el cambio de canal?

Procuramos evangelizar sobre las ventajas de la e-administración pero estas pequeñas manías sobreprotectoras a la Administración, ni son vendibles socialmente ni suelen gestionarse bien por causar más problemas que evitar los inconvenientes que prevén. Espero que su interpretación sean más acorde, coordinada y comprensible que la que he descrito en este post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s